Animal Defenders International

 

Animal Defenders International

8. Viabilidad jurídica de la prohibición de circos con animales

Posted: 23 May 2008

1

El poder ejecutivo y legislativo de los distintos estados de Sudamérica, cuentan con competencia y plenos poderes para elaborar fuentes de derecho vinculantes, mediante las cuales se declare la prohibición de la presentación de circos con animales dentro de sus territorios.

En primer término es importante resaltar que la prohibición legal no sería de todos los circos en general, sino únicamente de una de sus categorías: los circos con animales. De tal forma, ADI dice “Sí a los circos pero sin animales!” Así los derechos fundamentales al trabajo, a la libre escogencia de profesión u oficio y a la igualdad se garantizarían plenamente, puesto que los artistas circenses podrían seguir ejerciendo su actividad y cualquier persona podrá escoger dicha profesión, con el único limitante es que se podrá ejercer pero sin animales.

En segundo lugar, los Estados darían pleno cumplimiento a las obligaciones derivadas de sus fuentes de derecho domesticas relativas a la protección de los animales, mediante la prevención de actos de crueldad en contra de ellos. Así, la prohibición de circos con animales evitaría la realización de actos de crueldad en su territorio.

En tercer término, los Estados entrarían a regular una actividad peligrosa con el fin de garantizar la integridad personal y la seguridad pública de sus ciudadanos. Varios estados en Sudamérica tienen regulaciones nacionales de actividades peligrosas en materia de explotación de hidrocarburos, trabajo en minas, operación de equipo de rayos x entre otros. Los Estados al regular estas actividades, han prohibido el uso de varios medios y han reglamentado las formas de ejecución de dichas actividades legales. De tal forma, la actividad circense se mantendría como una actividad legal pero pasaría a ser una más de las actividades reguladas por el Estado.

En cuarto lugar, considerando que la gran mayoría de estados en Sudamérica son parte de la Conferencia de Estados de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), la prohibición del uso de animales en circos llevaría a dar un cumplimiento perfecto de las obligaciones internacionales relacionadas con la prevención del trafico de ilegal de especies protegidas. A la fecha, los países miembros del CITES son Antigua y Bermuda, Argentina, Bahamas, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Dominica, Ecuador, El Salvador, Granada, Guatemala, Honduras, Jamaica, México, Paraguay, Perú, República Dominicana, Santa Lucia, San Vicente y las Granadinas, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.

En quinto lugar, es preciso señalar que la Resolución Conf. 12.3 del CITES (aprobada por la Conferencia de Partes en Santiago de
Chile en noviembre de 2002) introdujo unas medidas adicionales sobre permisos y certificados para circos y exhibiciones itinerantes.
Esta resolución introduce un sistema de pasaporte por animal con el fin de certificar su origen y legalidad, su implementación requiere un gran despliegue de recursos físicos y humanos que pueden implicar un aumento en el gasto público del Estado. La prohibición del uso de los animales en circos, evitaría la necesidad de implementación de dicho sistema y permitiría al Estado hacer un uso de sus recursos de conformidad con sus prioridades domesticas.

Finalmente, el CITES reconoce en su preámbulo que la cooperación internacional es un elemento esencial para la protección de ciertas especies de fauna y flora silvestres contra su explotación excesiva mediante el comercio internacional. La prohibición concomitante en los países de América Latina sería una medida de cooperación internacional, para ponerle fin no solamente al tráfico ilegal de especies protegidas sino a su vez al abuso animal de nivel trasnacional.

© Animal Defenders International 2019